sábado, 19 de mayo de 2018

Proverbio


Dice un proverbio:

Los Dioses inclinan.
Pero no obligan.


Luz en el que busca


Hay una luz en el que busca,
hueso de un perro malherido,
hay un trozo de alma para la boca fría,
hay un beso latente como un disparo seco
en el olvido.

Vagabundos más dignos
que quienes presumen,
oro e incienso quemados por la ira,
hay belleza que se compra,
porque tal vez el destino no exista,
y no sea más
que buscar libre, caminos quemados
por la vida.

Puede haber paz en el mundo
donde el miedo no es más que
vivir sin miedo
hay personas perdidas
en rincones negros
por calles quebradas,
entre ríos de la bondad
mal entendida.

Viajes que se empiezan en la habitación,
hay poemas y guitarras
que afinan a los cielos
y desafían al dolor,
hay ojos que rescatan la niñez
que no tuvimos,
labios como los tuyos,
armónica cual lira
en este tránsito breve,
mapamundi donde se encuentra
de paso en una estación,
todos los billetes de ida.

Seremos Amor,
cuando entendamos la oscuridad.
Será luz la persona
que busca su destello entre
mil salidas.


sábado, 12 de mayo de 2018

Te temo, te sueño


Vuela.

Vuela la imaginación en esta noche oscura.
Te advierto que te quiero y te temo,
si las musas las hemos dejado morir
recostadas
junto al sueño de un mundo mejor,
mejor, déjalo,
no vale la pena pensar,
nuestra salvación quizá sea
hacer de tanta perdida,
flores de exquisito abandono,
te beso y te bebo.
Te sueño.

En esta mañana que arrasó al sol, tras escribirte
en el norte de mis pensamientos,
dos isla
de almas que recorren una mano
para expresar lo inefable,
te temo.
Y sin embargo...

La música no sabe morir entre muertos,
verdad de un mundo que no existe,
mentira de un mundo que es tan cierto,
y mañana volver
a terminar
lo empezado,
como adicciones a los pies de alguna cama,
mis ilusiones son barcos de papel
perdidos por un fiero mar,
o tal vez el frío metal del aislamiento,
anciano sin edad que quiso ser artista
para que
pulsiones de inmensidad
dejasen presas sus muñecas con la marcas
de mil guaridas
que llevaban tu nombre.
Te quiero.
Te sueño.
Te temo.




jueves, 10 de mayo de 2018

Destino


La verdadera tragedia es cuando el hombre tiene miedo de la luz.


Camina,
y si la luz de tus ojos, es luz,
labrarás el destino.

Exhausto de lluvia y en la esquina del mundo
te esperé,
tan extraño como la palabra torcida
que me quiere llamar,
tan en aullido como la respuesta valiente
de la alegría,
oscuridad hecha huella,
amor hecho Dios.

Te esperé.

El destino lo confundí con las luces
de las farolas de la Estación,
del neón azul en la taberna
que es látigo en mi pasado
y desdentada en el alma latente
que espera,
y en esta procesión de pasos
desordenados
te regalo mi sonrisa
torturada;
si la luz de tu boca es luz,
el destino desenhebrará el ovillo de lana
de un gato travieso.

Llamado vida.


martes, 24 de abril de 2018

Caos


Desde la ventanilla del tren
la ciudad se suicidaba,
se desataban cordones de botas,
vaticinio de que la amistad
ya no besaba como primavera,
y el paisaje era licor de ojos
que olvidaron su memoria.

Las parejas se tomaban de la mano
y nadie osaba a romper ese sortilegio.

Ciudad muerta antes de nacer,
sabrás que si algún significado tiene
el estar vivo
más allá que una búsqueda,
es luchar por la injusticia,
es que la antorcha concebida
a la luz de las cosas bellas
nunca se ahoga del todo.

Aunque dios no nos oiga,
el amor le ganó la batalla,
muere un indigente en un banco
y parece que vuelve a llover
desde nubes negras
billetes de curso legal,
sin mayor razón que el caos
sin mayor caos que malbaratar
las emociones.

Pero te diré porque hay amor
incluso en el odio,
porque la muerte no existe
solo hablamos de El miedo,
porque la vida es muerte y vida
y esperar trémulo
lo inevitable enferma el alma;
es Miedo,
porque para dar naturaleza
a la forma de tus labios
han renacido y explotado
billones de estrellas muertas.

Héroe es saberse los dos malheridos
y enamorarse de nuevo antes del fin.

No perdono a la muerte enamorada,
ya lo dijo Miguel Hernández,
a la vida desatenta,
a la tierra ni a la nada,
el viaje se acaba, vuelven los actores
a su desván
como en una caja de muñecos usados,
y con un chispazo de pureza,
vale solo uno,
se vertebra cualquier
hombro quebrado,
santificado por ningún Santo
pero que te espera
aunque vivas sin saberlo.



domingo, 15 de abril de 2018

r Evolución


Y cuando todo parece el final
vuelve a girarse la rueda,
cuando los ecos de un mañana
sin futuro
abren la puerta al destino
que nadie sabe pero hacia ti va.

Revolución
tus ojos mirando el mar,
eclipse de cristales rotos
en cada pupila,
antorcha de yemas aladas,
y cuando la revolución dicen, no es posible,
un chispazo de luz
vuelve a encender el alma.

Los miedos destellan en cada oscuridad,
en cada golpe de sabiduría
demasiado estática.
Revolución es sentir tus manos
mientras tú estás solo tocando
en mitad de una noche de verano
un melancolico arpa.

Y cuando todo parece el inicio,
nos engaña el arco iris,
tintinean las lágrimas de rocío
cada madrugada,
un mar de gente vaticina
que se cambia de época,
cansados de estar usados
y vuelve a evolucionar
los años perdidos sin protestar,
cansados de la ecuación de una lágrima.




Lluvia



Arde en esta lluvia
de disparos que se dan por fuera
y queman el alma por dentro,
llueve en mi interior,
tristeza que fue dulzura
en otro siglo,
entre otras ropas,
en tus labios manchados de la nostalgia
que bailan hoy sin ganas de bailar.

Arde en mi interior
y lo peor es que aprendí
a ser agua
en la tempestad,
tristeza que emborrona
la letra,
salvaje terciopelo
que reta a la muerte
y vence a la luz que falta a tantos
faltos de Libertad.

Arde en esta lluvia
de dianas que son manos en lo alto,
de no tener más guarida que un suspiro al viento,
el pañuelo en la estación,
de querer ser alma
y huir de las sombras tan deprisa
que por otra sombra
me confunden.

Arde sin descanso en mi interior.