jueves, 27 de julio de 2017

Arenas movedizas


Violeta que crece en los raíles mojados;
eso es tu nombre.
Abandono
que convierto en ira,
ira
que convierto en Amor,
bicicletas huérfanas
que pasan la noche
en tu cuerpo desnudo
cada atardecer de borrachera.


Promesa subjetiva de dignidad,
huyendo o necesitando
esos focos que nos persiguen.
Interés, por amor,
halago a cambio de sentirse único,
comprar sentimiento con un billete de dos caras;
infinito del cuerpo que se emociona
ante el poema de mi sexo en tu boca,
sí!

somos demasiado parecidos al animal 
que heredó nuestros colmillos,
y la divinidad del alma
es la prueba moral en la que Peter Pan hace diana,
con miles de flechas debajo de la manzana
en su cabeza.
Batallones de dependencia en un relámpago
de gemidos,
droga del sacerdote que busca
la jodida manía por ser eternos en un cuerpo
de yeso.
Física cuántica perfecta
de nunca besarte y que seas mía a lo largo 

del ritual de la memoria,
y si lamo tu vagina,
voy tomando el primer avión allí donde
mi pasado, atormentado, divino, sacro,
(...)
llegue a hacer
 pie bailando ballet 
en arenas movedizas
para dar patadas a todos,
recibiendo el aplauso de nadie.


A los que me llaman loco,
se les olvida mirarse al espejo,
ver como sus miedos
les hacen pudrirse de envidia;
hay prisiones que cada uno se crea,
y yo no entraré.


Ya me manché lo suficiente.




lunes, 24 de julio de 2017

dos Caras


Quema la conciencia en un Alto Horno del Puerto de Sagunto,
en la aula 202 de la Facultad de Filología,

y ahora que me quieren vender por un plato de paella
los unos,

o por la promesa de amistad eterna 
que me esculpe al girarme cuando nos despedimos,
los otros;

direis que
"te lo tomas todo en serio",
"te crees perfecto y egoísta"
"vas de víctima"
pero no os comparo,
no me meto en cada vida por criticar,
sin entender la personalidad marcada por los destinos,
y valorar al corazón.

Id contando billetes
que las flores que nadie dejó en mi tumba a los 21
hieden a tanta humanidad muerta alrededor,

para que hierva
en óxido,

vuestro vacío por no haber apostado en la vida
como hay que apostar,
con mi temeraria valentía
de matar las sombras que vosotros admirais
o les lameis el culo sin que os quede saliva ya.

Y en el futuro, si agonizo
viviré en el desierto de la pena
o vuestra alerta del miedo.

Si triunfo reclamareis la ayuda prestada,
ante un equilibrista
de la violencia por no caer en tanto pique cruel,
compra-venta que viaja cruzando de la compasión a la envidia
en vuestras dos Caras,
de billete de 50 euros.

Fracasados.


miércoles, 31 de mayo de 2017

Espejos de espejismos


Espejismo de ciudad
por los besos que estallan
contra la ventana
de un tren en la estación,
como estelas de una noche muerta
donde puede que tú no fuiste tú,
y aun me pregunto si yo

era yo.

Intentar dar sentido a esta debilidad
de estar solo
es la fortaleza de los ángeles sin alas,
funambulismo de una hoguera que brama,
que atraviesa las vidas
con la ballesta
del siempre nos quedará Verona
en tu balcón.

Puede que lo malo de los sueños
es que sean mentiras
que te obliguen a caminar
por el calvario opaco
del ningún sentido,
o puede que se hagan realidad las quimeras
siempre para quien reza
sin querer rezar.

Ruge esta nana con tu nombre
entre las ciudades dormidas
donde sentencié en servilletas
el ser resiliente al Amor,
y un compás de Jazz
revela que todo fue mentira,
que se lucha
(pero es mentira),
Donde empieza y acaba un beso,
el tiempo y la vida
con vocación asesina
ya nos mató.

(...)

Tenemos todo
y al querer más
morimos de hambre.

El trotamundos se encomienda al demonio
para que su sombra no le abandone,
y tras los espejos de espejismos
de tus ojos abiertos o cerrados
de esta ciudad en paz con guerra,
asisto al luto por marabuntas
sin destreza
torpes en amar aunque sea por piedad;
y que un futuro niño crea valioso
el oro o la ciénaga de esta puta vida,

levantando la vista
del ordenador.

Silencio. 
Sigue sonado el Jazz
y el espejismo de ser
o estar hace dudar a dios.


lunes, 17 de abril de 2017

Las lágrimas


Un médico podrá analizar
las lágrimas de un amante,
pero nunca sabrá de qué
rincón del alma proceden,
allí donde se delataron los miedos
y la locura fue valentía
y la duda arte,
y el mundo al revés
de unos labios tan hermosos
como los tuyos
fueron medio gajo
de naranja, ese

que Valencia riega en mi soledad.

Pesan mucho las
primeras veces a fuego en la memoria
el pensar no volver a sentir
lo que nunca se sintió.
El amor es la más bella flor
que duerme al borde del precipicio,
fe a un dios que no ves
en cada despedida de solteros,
ilusión de las otras vidas
que tuviste mientras no las recuerdas
y las buscas en ésta.

La gente renuncia al corazón
porque la seguridad pone mantel
y mil monstruos en la mesa,
equilibrio que busca
dos soledades que no se saben
ni se encuentran,
vendidas por el sueño de libertad
en horarios
laborables.

Enfermedad del ser
que grita lo que no sabe,
respiración que se encadena
a unos ojos dulces
que vaciaron ésta, mi oscuridad,
y espera algún día verte
de un confín
a otro,
acunando el beso
de lo que nunca será.



viernes, 17 de marzo de 2017

Olvídalo


Vives en mi mente. Allí se congeló el tiempo.
(No importa lugar)

Y va resultar que amar de verdad me condenarán de asesinato sin haber más muerto que yo.

La gente juzga porque quiere repartir sus miedos.

Cuánto cuesta ser libre, joder. Tanto...

Vives en mi mente.

Pero, olvídalo,
tarda,
yo estaré allí.


miércoles, 15 de febrero de 2017

Y si fuera tu nombre en mi mano?


Y si fueras tú
ese ángel negro
que se vistió de mi enfermedad
para que rompiendo mil espejos
podamos ser luz
en las brumas de un mundo
que nos somete?

Y si fueras tú?

......

Sabrás 
que el amor de verdad
se encuentra en las miradas de dos realidades
cansadas de luchar.

Y si fueras tú?

Te doy mis manos.
Te doy aquella luna,
a la que mi maldita inseguridad
le dicta
que es de todos menos nuestra.
Porque puede que de tantas grietas
en nuestros pechos
saber que existes sin tocarte,
levanta mares de lava
en la cuenca de mis ojos
de piedra.

Dime si es verdad
que queda tiempo,
que el pasado no existe,
que la muerte
es la excusa de las horas
porque las rosas
siempre olerán como una primera vez,
esa,
que vuelve aunque se resista a volver.

No importa que se baje el telón;
un recuerdo bailará por las venas del relámpago
de tu cuerpo y el mío,

y la eternidad descansó alrededor del miedo.

....

Labios hechos fe.

Promesa de infinito que peina mis canas.

Y si fueras tú,
el ángel de mis pesadillas?


Caja de Pandora


Dentro de esta caja de Pandora
que se cierra en mis sienes,
suspenso queda en fantasía
el mundo
tras cada suspiro.

Y puede ser
que un cuerpo de mujer
no se rebele como algo suficiente
para que la locura;

(adicción por la vida)

pinte de arcoíris la noche
sin mayor muerte
que la de una luna
que nunca se nos acaba.