miércoles, 1 de febrero de 2017

Las cicatrices


La multitud disimula las cicatrices, como quien no quiere mirar a los ojos a la muerte o algo tan luminoso como el amor. Grietas en la arena del alma, sombras de la precocidad más inocente y pecaminosa del mundo.
Las cicatrices no se quieren dejar acariciar.
Ese extraño caminante huía porque no se sentía comprendido o quizás no se quiere dejar comprender.
Arte vacío en pleno homicidio de la muerte enamorada cuando el amor fue mera ilusión que no yace en la tierra u obsesión enfermiza en días orbitando alrededor del dios dinero.

Quien no busca el amor corre el riesgo de encontrarlo, quien lo encuentra corre el riesgo de huir.
(noches de vacío en pleno orgasmo)
Mientras, hay quien que improvisa destinos muy trazados ya.
Noche de miradas que dudan, que vacilan, que temen al dolor, al suicidio o al sentimiento más hermoso de la tierra, ese que acaricia a dios y dos personas atormentadas crean eternidad atravesados por un abrazo.
Aguacero del cielo, ángeles acunando a Lucifer, sequía atroz en pleno diluvio universal.

Un loco se ensimisma en lo bello
Una vez más el infierno fue exilio de rosas, será verdad que hay almas que curan, será verdad que se retroalimentan en bucle otras tantas en el vacío de las vidas que va pesando demasiado?

Existe el vacío? (...) en qué bolsillo guardo la profundidad de un mundo que pasa de puntillas sin cuestionarse el color de los ojos de los mártires de la guerra?
Paciencia de la cuna empapada en mortajas con agua caliente. 
Y aunque el caminante que cojea no quiere rendirse, la inmensidad tiene hambre voraz hacia quien la busca.

¿A dónde ir?
Caminante no preguntes.
Qué adivinas sabiendo mi nombre, cada noche tengo uno distinto?

Romancero gitano,
Gitano sin romance.

Tiempo circular donde todos le temen, pero a él le place dirigir una nave descontrolada en un mar nocturno y frío. El sabor a sangre negra del vértigo.
Tarde para cambiar o pronto para morir.

Mientras, en el carnaval de las vidas ajenas la gente baila sin preguntarse bien de dónde viene la música.


No hay comentarios: