lunes, 31 de octubre de 2016

Elisa


Hay horas de rojo infierno
bajo las pesadillas
en una cama que no duerme,
y mi otro yo se tambalea.
Entonces allí esperaré verte,
consulta de quietud y
dioses del coraje
que haga de la locura,
valentía tras imposibles
aun no conquistados.

Hay profesionales y
luego estás tú,
Ángel de la guarda,
suave voz de red
ante tantos abismos que te visitan,
la mente que quiera sentir
el más allá
saldrá herida,
y tú la irás cubriendo de paz
en un olimpo de trepadores
del vacío.

Supongo que tu trabajo es duro
pero también gratificante;
tu trabajo es entender lo que nadie entiende
y poner nombre
a las dudas que tiemblan
en cada sien,
colocándoles una rama de olivo,
y si hay muerte seguro
que ella conocerá también la emoción.

Destello en tus gestos
de antorcha siempre celeste,
Elisa, meta
tras la fatiga del no corresponder,
porque el corazón rebosa
ante un mundo de mentira
y la locura es la única verdad
de existir bajo una lluvia de dolor,
sin ser.

Elisa.


viernes, 28 de octubre de 2016

Rubia


Por el mar de tus ojos,
seguro que
naufragarán mil marineros,
y yo, perdido,
endulzo anzuelos desde el Puerto
en estas rimas,
como quien juega a ser pirata
y pudiese cambiar la V por la P
de Palencia.

(Lástima que nos separen también los años)

Ovillo de lana rubio
hecho una red de corales
que se enmarañó en mi Instagram,
bella muchacha,
ángel y diablo,
afortunados sean los veleros
que en orillas del tiempo
te lleguen a besar.



miércoles, 26 de octubre de 2016

No perdono


Hay una cosa
que no perdonaré a la vida,
y es que maltrate
mis ganas de ser libre
devolviéndome
un azote tras mi cansada
sonrisa.

Que todas huyan con pareja del baile
y dudo del rumor
de ser tan temido
como digno de pena,
solo me queda
la ciudad a solas vaciando el aire.

Hay dos cosas que no perdonaré
a la vida;
ser esclavo de lo digno
y luchar por no ser absorbido
entre tanta miseria.

Pero creer es el cielo del hombre ciego,
quien no cree ha muerto poco a poco,
lucho por mantener la fe
mientras el cielo se cierra,
eso es, ojos de luciérnaga,
aprender a valorar
lo que sufre el mundo
con la mirada
que la cobardía nos hace ver
en otros.

Hay 3 cosas que no perdonaré a la vida.
Y con esto me despido.

1-no poder olvidar
2-que sean tan cobardes
3-ser una mancha borrosa ya, diluida en el camino.


Caminar


Lo primero que hice
fue dejar la maleta
y echarme a caminar,
el bosque está oscuro
y hay frío en el alma,
seguiré caminando.


El joven escritor


Joven escritor aprende
que el amor es perfecto,
la amistad es perfecta,
el mundo es perfecto
pero los imperfectos somos nosotros,

sacos de huesos que miran,
pero en lo más adentro de sus tripas,
de cada víscera de los 6000 millones que pueblan la arcilla del planeta,
se hayan pequeñas intensidades
tan grandes como el universo que las cobija.

Escritor que
está perdido (se siente desgraciado),
porque se enamoró del ideal,
y la gente, la naturaleza,
y tal vez dios
le traicionaron,
lupa para el punto
donde acaba
y nace la magia,
eternidad de cada inhalación de aire,
muerte sucia en la exhalación.

El joven escritor está cansado,
demasiado mundo alrededor,
y muy poca verdad,
dibujará sin mancharse las manos
el carbón de tantos ojos
cómplices o suicidas
de las hogueras del mal.

El joven escritor.


martes, 25 de octubre de 2016

Gente


No hay gente mala,
hay gente con miedo.

No hay gente egoísta,
hay gente cansada
de estar decepcionada.

No hay gente tonta,
hay gente desorientada.

Mamá


Tu alma está en mi pasos,
tus ojos son los míos,
me acompañas en cada palabra,
si viene tempestad
das respuesta a mis latidos.

Hay gente que no entiende esto,
por eso yo aprendí el lenguaje de las emociones;
tu pureza puso el mundo al revés
porque si lloro será por luchar
y no de pena,
tras la luna en la que te escondes.

Ángel que me dio luz,

luz que doy a todo en cuanto vivo.


domingo, 23 de octubre de 2016

Roll and rock


El amor es cianuro y rosas
que se sirve en plato caliente,
es una luna rota
en el ombligo de la infinud,
es tener para perder
y volver a recuperarte,
es la filosofía que no se aprende,
la literatura que no se lee,
las ganas,
hay quien dice que estúpidas,
de ser
en donde muere la libertad.

Viaje en lomos de un abril frío,
donde huyendo de nosotros mismos
el cariño resulta ser lo que nos queda,
Rock como segundo en el ascensor
de nuestras fantasías,
loca tortura de aquellos heridos
que por jugar al ajedrez
acaban siendo drogadictos
y fusilan el corazón ajeno a traición.

Creyendo recuperar lo que es suyo.

And roll.


Viajero del cielo. Mitsu.


Tu vida se marchó
como sonrisa del cielo
roto.
Viajando tuvo que ser (...)

Supongo que en el cielo esperarás
a estos que buscamos motivos
para entender la vida
tras tantas heridas y sinsentidos
de cada orilla sin respuesta

Ángel japonés y del mundo
teje de nubes la lluvia
cubriendo con tus risas
las alas rotas del tiempo.

Ángel del mundo y japonés.
¿Dónde guardo la promesa de ir a verte? (...)

Dejas a tu esposa Ai y a tu pequeño
con la nana imposible de volver de ser,
mañana cuando luzcan cometas
en lo que hoy está negro
el recuerdo me dirá que fuimos amigos,

que algún día nos volveremos a ver.

R.ip. Mitsu Kawao


La sonrisa de los ángeles. Walter.


Inquieto y bromista
siento que tu recuerdo aun late,
descubrí que los ángeles tienen sonrisa
si te convertiste hace unos días
en parte del cielo,
quedando para siempre
tu bondad en el aire.

En esta vida,
de equipaje quedan los momentos felices
y nosotros pudimos compartir algunos contigo,
si al final puede que tú,
por ser tan libre
en pájaro de luz
quisiste ser,
y te has convertido.

(ahora serás la sonrisa de los ángeles,
enmudeciendo en cambio Valencia y Bariloche de tristeza)

Pero al Walter ligón y festero
quiero hoy feliz recordarle
corazón inquieto
de amistad que en el tiempo
nos enseño a vivir
de esa forma tan dulce y tan entrañable.


D.e.p Walter Ripoll


sábado, 22 de octubre de 2016

Perro callejero


A veces amanezco
en el desierto de la multitud,
mas nunca me acostumbraré al éxito.

Mi vida solo es
la de ser
perro callejero
que muerde el hueso
en donde vives tú.

Quítate las braguitas negras,
el luto en tiempos de cuaresma
bautiza mi yo tan animal;
tan divino;

perro callejero,
(lo dicho)

que deambula
tras los faroles fríos
donde gozan
doce vírgenes de los balcanes,
las que protegen el mal
y la bendición
tras miradas que van a mí

y ninguna me pertenece.

(Menos mal)

Sigo retando a dios.


Sentiste lo que es tener...?


Sentiste lo que es
tener el corazón roto?
(...)

Yo crecí en un témpano
de luz
entre las sombras
y todos los otoños
en los que te soñaba
ya no me pertenecen
si nos queda el miedo.

(que es otra forma de maldad)

Pero te doy este corazón,
pedazo triste de carne
regalada,
lleno de cicatrices y cuchillas,
porfa, cuídalo como lo cuida
la gente con clase,
escupiéndole y llamando
Euro al Euro
y al Amor, Euro,
mientras yo,
arquitecto miope,
ando diseñando un mundo digno
con los trozos afilados
de la puerka realidad
que representais;
analgésico de Stradivarius,
Enrique Iglesias y cosméticos
junto a tu mejor postor
del peor mundo posible.

Puede que los
ángeles de la guarda
me lleven algún día,
inquietos entre los barruntos
de esta tierna psicosis
que los enamorados
de la vida
andan desafiando a la muerte.

Cursilería en mis estrofas
con faltas de ortografía
porque no sé explicar
que hace tiempo ya
que me da igual vivir
o no.

Sentiste alguna vez
lo que es
tener el corazón inerte
en sangre viva?


Bus 17


Cómo hacer de un poema
manto y abrigo
para aquellos que regalaron su dios
a la otra persona
la que lo mató
dejando huérfano de ángeles custodios
el alma sin mundos paralelos
en este mundo.

Siempre ando diciendo
que el vagabundo y el loco
son gente borracha de realidad,
que de ceñirse tanto a lo establecido
los gorriones
de su cabeza decidieron
huir espantados;
siempre he dicho
que vamos buscando motivos para venerar,
yo, en aquella muchacha Pelirroja y poeta
que siempre encuentro en el bus 17,
en mi gato,
en el negocio sacrosanto de creer,
iluso de mí,
que en esto de estar vivos
tendremos salida.

Dame veneno que quiero morir,
dame veneno,
y recitar es rezar,

y escribir es barajar
entre la realidad y lo mágico

y despedirse en la estación
es intuir que no existen los finales
aunque duelan,
como alguien que muere
y seguimos oliendo su jersey
hablando con las sombras del recibidor.

Estamos hechos de juicio y locura,
o más bien de levedad y eternidad,

de penitencia y paraíso,

estoy hecho de musarañas y musas
en la poesía que quiso matar a la muerte

para gritarte que no todo aquel
que fallece está muerto,
y que muchos vivos
hace ya que son cadáveres
deambulando
por la tierra.

Y a pesar de la distancia,
te deseo.
(me prometí no decir nunca te quiero)

Viene ya a lo lejos el bus 17.


lunes, 17 de octubre de 2016

Taxi a ninguna parte


Ella esperó
lo que tenía esperar,
o sea, lo inaceptable,
y tomó un taxi
a ninguna parte
camino a mil labios
que solo le recordaban a él.

Esperó y esperó
en el muelle de San Blas,
Atocha, Vallekas,
con arcoiris de colillas
en el alma
y callos en el corazón,
Jorge Drexler toca
de gris y oro
una canción
cuando los cuerpos de ellos
fueron dioses
antes que Judas
la acribillase por la puerta.

Ella tomó un taxi a ninguna parte,
volvió a frecuentar
verbenas sin baile,
sonreír a reinas que dejaron
de ser las putas amas
para pasar a amar
a los que aman a las putas,
ella era una brisa que tiembla,
vasalla que barría
hasta llegar a Nunca jamás
pedazos del corazón
por el camino,
sin saber que fue asesina también
de otros latidos
sin mi mitad.

Alumnos del olvido,
WhatsApps fuera de tiempo,
que yo, ateo de mí,
te hice, mi musa,
Virgen desamparada
de la Libertad.


viernes, 7 de octubre de 2016

Las damas ya no tienen quien les quiera


Las damas ya no tienen
quien les quiera,
es por eso que me llaman a mí,
se les fue la fiebre de ir de duras
en un lavabo
y subirle a él los calzones
tras la raya blanca del anochecer
levanta el premio de consuelo.

Me río del fin,
por eso soy eterno,
soy perfecto porque amo
mis imperfecciones,
condenado a batallar
como guerrero,
mi locura es valentía, 
la vuestra ser unos reprimidos. 

Teneis, sin más pena ni gloria,
la creencia de que la vida
es lo que os venden,
para que los hijos
de vuestros hijos
se fumen con el costo
el polvo sois
y en polvo os convertireis.

Os dijeron que la vida era eso,
abrazos que ahogan,
libertad con condón arcoiris,
sabor a miel en el pastel
de la nada,
cárcel perfumada de versos
sin respuesta,
putas y esclavos
que el dinero movió hilos
como títeres del qué dirán.

Zeus tiró una piedra
para llegar al centro del Universo,
yo lanzó trozos de pan
por el camino a ninguna parte,
un amigo me dijo:
- Por qué no encuentro pareja,
acaso en esta vida somos impares?

Respondí con silencio.

- Por qué entonces, nadie me compra? -insistió.

La respuesta es
que somos víctimas y culpables,
juez y parte
de un espejo que dice te quiero
sin contenido,
de haber vendido nuestra alma
por unas monedas
poniéndole fronteras al más allá
desde el sillón del televisor.

Las damas ya no tienen
quien les quiera.


Ciudad


La ciudad es un manojo de escombros,
personas que vendieron su alma temprano,
compañeros asesinos en los patios del instituto,
y sueños que yacen por los apeaderos de trenes sin viajeros.

Peatones que creyeron
que la vida estaba hecha
y no eran nadie para levantar la voz,
gente que creyó que la revolución
es hacer las mismas mierdas
pero con confeti de colores (...)
La ciudad es hormigón y asfalto,
tristemente como el corazón
de muchas personas,
las hay que se resisten
y penden su fuerza débil
entre el miedo y la temeridad.

Ciudad de ruinas llenas de glamour,
de eternidad el sábado noche
y vacío existencial los domingos,
zapatos que huyen de otros pasos
con la lanza de rivalizar
y el escudo del yo no he sido.

Mierda de chantaje y mentiras,
enamórate y deja que te mate su veneno,
Adán fue un chapero de Cupido
y sí, el alma de quien vio más allá
se duerme entre artistas y artituchos
a orillas de que nadie entienda mi genio.

La ciudad es una sirena varada
que se cansó de que no llegase marinero,
autores de miles de Quijotes muertos
en la barra de un bar,
reinas de fregar en hoteles clandestinos,
novios que olvidaron la ropa
tan pronto como el amor,
pero aun hay quién busca en ti, mi yo,
naufragando en la arena del recuerdo
por el extrarradio de la luna.

Ciudad creo que te mientes
para levantarte cada mañana a las 6,
como el cuento del ratoncito Pérez
o la cigüeña y París,
un loco se suicida por altruismo entre sus posibles víctimas
y esas víctimas matan, infieles,
las ganas de vivir de otros suicidas.

Los parques tienen turno de horarios:

Por la mañana el elefante de juguete
en el columpio,
por la tarde la partida de petanca
por la noche la heroína.
Triste evolución natural de la especie
más evolucionada.

El mundo es una lágrima de petróleo
pero los basureros tienen la obligación
de dejarla limpia en unas horas.
Para qué?

Para seguir con esta mentira.
Para que alguien, imprudente, tome el relevo y luche por la Verdad.


Corazón ♥


Corazón,
el mundo es un territorio hostil
hecho de fuego y saliva,
corazón,
no despiertes aún
hay luces negras que eclipsan
los sueños clandestinos
de cada ciudad
entre aquellos que dan vida,
tal vez en vano
a este espejismo de pureza
en orillas de azufre.

Amor,
el mundo es un lugar
donde los principios giran
entorno al miedo a la muerte,
más que al coraje por la vida.
El saber que un corazón solo,
no está solo;
es libertad,
y que un corazón acompañado
es más que dos.
(...)
A veces necesitamos un poema
o una canción para recordarlo.

Corazón si fracasas tendrás compasión,
si triunfas, envidia,
pero recuerda,
el hombre no es despiadado, no,
se apropió de él
la sombra que late
debajo de cada renuncia,
de cada niño muerto.

Corazón. ♥

Óxido vespertino de la soledad


Cuando el amor no basta
porque la botella está llena
de promesas lanzadas al mar
y queda roer el hueso
de una ciudad apedreada
por los niños sin techo
que nos odiaron antes de nacer.

Cuando el amor fue una quimera
que pierde magia
al tener los pies muy enraizados en la luna,
y el sentido de esta vida
es como la postales rosas
de cientos de adolescentes
que quedaron rotas
dentro de un cajón
en algún rincón del tiempo.

Cuando el amor se ahoga
en un vaso de whisky
y las putas enseñan
lo que creías olvidar,
cuando es un callejón
sin salida,
y los autos pagan peaje;
desnudos, las arrugas son el traje
que Mango nos diseño por no apostar.

Al final queda
un temblor de querer ser luz
más allá de la muerte,
este aullido recitando
que nos volvimos a traicionar.
Cuando el amor es excusa
para entender la muerte
aunque luego nada se entiende
y todo sabe al óxido vespertino
de la soledad.


domingo, 2 de octubre de 2016

Oportunidad perdida


Hay un laberinto sin fin
en toda oportunidad perdida,
palos a tu perro,
y demasiada ceguera
en el sex, drugs and rock and roll.
Suena en un entierro nuestra canción
cuando sentir
se resume en gastar el tiempo
con la Vida (visa)

Respirar
pensando que ya no tienes más por lo que vivir,
desamor que es muerte porque al final no mueres.

Oportunidades perdidas
(...)

Purgatorio de esperarte,
hígados y ciénagas
al otro lado del paraíso.

La viajera claudicará queriendo
quemar su pasaporte sin foto
tras la alambrada marrón
donde los violadores
de reojo le acechan,
contoneos de Shakira en sus mentes
y grietas de cientos de dragones
que ardieron tras los Evangelios.

Hay un laberinto de miedo
o deseos que se atormentan
en el pacto sacrosanto
de hacerse de respetar
mientras te escupen a los ojos
y luchas por mantenerte en pie
aunque las rodillas estén rotas
por delirio.

Toda oportunidad es ahora,
cuando la vida no es vida
y no sé si odiarte
o amarte en cada mañana
con lluvia sobre las botas
y ceniza tras los diarios celestes
esperando el bus 17,
ese,
camino a las oportunidades perdidas.


sábado, 1 de octubre de 2016

Alevosía


Me voy de cada desierto, de cada ciudad, de cada bar con la sensación de que no me han entendido bien.

Yo hablo de imposibles. Ellos hacen imposible lo que hablo.