miércoles, 3 de junio de 2009

Nunca es siempre olvido


Nunca es siempre olvido,

Dolor de las heridas
que se maquillan
con el ansia prohibida
de escapar entre tus piernas,
al firmamento que eternamente
quisieron mis dedos.

La vida es el almanaque
del regreso a Valencia,
“ese Rio Turia querido”,
ideal del arte
cuando se desploman las fronteras
si no estás conmigo,
y la palabra que nos da el aire,
también nos encadena.

Estoy cansado de recorrer
caminos muertos,
de no encontrar inocencia,
¿qué canto es el espanto
de mis pasos?
¿qué boca se abre loca
ante tu cuerpo?

Cansado de ser miembro
de una procesión invisible
de espíritus enlutados,
cansado de dibujar corazones
de plata y negar que los días 24,
mi alma cumpleaños.

Nunca es siempre olvido,
si te digo que te quise
confía en mi cariño,
que es difícil el amor
en los días en los que el capital
gana al peón de un ajedrez
como quien lanza piedras
al juzgado o a la oficina del INEM
mientras se seca tu rosal.

Nunca es siempre olvido.

2 comentarios:

El guardian de los secretos dijo...

Wow! impresionante

peregrino dijo...

gracias!!!
me gustaria saber quien eres??
sino, me conformo con que te gusten estas letras peregrinas
abrazos